Isla Riesco

 Este es el efecto dominó de las termoelectricas.... en Punta Arenas estàn tan desesperados como nosotros y creen que hay que hacer una campaña muy agresiva . no solo destruiràn el turismo en el norte, tambièn en el sur. 

 
Recientemente entrò a evaluaciòn de impacto ambiental el proyecto carbonifero que destruirà màs de siete mil hectareas de bosques de lenga milenarias en Isla Riesco, Punta Arenas,  para extraer carbòn para las nuevas termoelèctricas.
 
Les envìo un extracto del informe que enviaron los dueños de las tierras que seràn arrasadas por un compa`ñía minera que tiene la pertenencia y que puede explotar esas tierras aunque sea sin el consentimiento de ellos. Como la extraccion del carbòn se hace a tajo abierto, se destruye tambièn toda la superficie, en este caso cubierta de bosques.
 
Les adjunto un extracto del informe que se le mandò  a la Presidenta de la Republica para evitar este verdadero desastre ecològico
 
Cualquier comentario comunicarse con : Jan S. Gysling Brinkmann (cv.gysling@123.cl) en Punta Arenas

 

 

INFORME

 

En agosto de 2007 se llevó a cabo la licitación de las pertenencias carboníferas de Isla Riesco, destacando el carácter “estratégico” de la explotación de dichos yacimientos por encontrarse dentro de nuestras fronteras y relativamente cerca de los usuarios finales.

 

A diferencia de lo que ocurre con el gas y el petróleo, para la explotación del carbón se pretende hacer una mina a tajo abierto, lo cual implica remover grandes extensiones de praderas ganaderas y bosques

 

 

 

  Las excavaciones masivas alteran los flujos de agua subterráneos que alimentan los manantiales que surten las tierras bajas, afectando de esta manera el ciclo hidrológico. Por otra parte, la lluvia que cae sobre los mantos de carbón mientras estos se encuentran descubiertos reacciona con el azufre presente en el sustrato produciendo ácido sulfúrico. Este compuesto altamente nocivo puede escurrir de manera superficial o subterránea hacia los cauces y manantiales afectando significativamente a los vegetales y animales que requieren esa agua para su subsistencia. También es importante considerar que al hacer desaparecer grandes superficies de bosques (miles de hectáreas en el caso de Isla Riesco) estamos sacrificando a nuestros mejores aliados en la lucha contra el calentamiento global,

 

En el caso de Isla Riesco    los yacimientos de carbón abarcarían una superficie cercana a las 7.000 hectáreas.[1] Es decir, una extensión incluso mayor que las áreas de inundación del proyecto Hidroaysén, que tanta oposición ha generado tanto a nivel nacional como internacional.

 

. Los grandes movimientos de tierra asociados a la minería a cielo abierto implican la remoción total de la cubierta vegetal y del material inerte existente sobre el manto carbonífero, todo lo cual debe ser depositado sobre la cubierta vegetal de otro lugar inutilizándola. El daño que se causa sólo por este concepto ya es doble. Además se altera la topografía porque se genera un hoyo donde antes había un cerro y se coloca un cerro donde antes no existía.

 

Esta zona goza de una extraordinaria fama a nivel mundial como destino turístico debido a que su desarrollo como tal se ha logrado sin que la intervención humana signifique un menoscabo de sus principales atributos: la excepcional belleza escénica y la ausencia de contaminación. Este reconocimiento queda de manifiesto en el ranking elaborado por la prestigiosa revista National Geographic Traveler y publicado en su edición de Marzo de 2004[2].

|

Comentarios

Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar